El 14 de noviembre ha sido un día de gran celebración para la Cooperativa La Cruz Azul, pues se cumplieron 30 años de que fuera creada la Fundación Cruz Azul Pro-Comunidades A.C.

Pero, ¿cómo se fundó y cuál es su historia?

En 1956 la Sra. Carmen Cuevas de Álvarez, esposa de nuestro primer Gerente General, Don Guillermo Álvarez Macías, se comprometió con el trabajo de su esposo e inicio la labor de asistencia en comunidades cercanas a la planta de cemento en el Estado de Hidalgo mediante la entrega de despensas a familias económicamente más necesitadas.

Al inicio de la gestión como Director General del Lic. Guillermo Álvarez Cuevas, su esposa, la señora Rosa Elvira Álvarez de Álvarez, presentó formalmente un proyecto para hacer frente a la dinámica de apoyo comunitario que se requería en el entorno de la Cooperativa, así fue como se ampliaron los servicios que se venían ofreciendo con anterioridad. Simultáneamente se fomentó en las esposas de los trabajadores del Núcleo Cruz Azul, su desarrollo personal y la vocación de servicio social.

En noviembre de 1989 bajo la presidencia de la Señora Rosa Elvira Álvarez, fue fundada la Asociación Civil Cruz Azul Pro-Comunidades con el objeto de fortalecer los esfuerzos de la Cooperativa en obras de beneficio social.

Su misión, a 30 años de fundada, sigue siendo hacer frente a las necesidades de la sociedad, consiguiendo mediante donaciones, los medios necesarios para favorecer a las personas o grupos sociales en situaciones vulnerables.

La labor de las asociadas que trabajan día a día sin fines de lucro atienden temas de salud, alimentación y apoyos para la educación; fomentan la cultura en los niños, ofreciéndoles salas de lectura fuera del horario escolar para apoyarlos en sus tareas y trabajos de investigación, así como para ofrecerles un lugar para la convivencia. Realizan apoyos a escuelas con el fin de mejorar sus instalaciones, mediante donaciones de juegos infantiles. Trabajan en coordinación del área de ecología para el cuidado del medio ambiente, vendiendo plantas, composta y material reciclable. Organizan colectas a lo largo del año que van desde eventos como conciertos, tardeadas, ventas de alimentos, bazares de ropa usada, kermeses, festejos, etc. Ofrecen apoyo ante emergencias naturales como sismos, desbordes de ríos, etc.

A su vez la Fundación cuenta con el Centro Clínico Psicopedagógico Integral “Rosa Elvira Álvarez Ramos”, donde se proporciona atención a niños en edad preescolar y primaria que presentan problemas de aprendizaje, audición, lenguaje o conducta. También brindan opciones de desarrollo a personas que necesiten rehabilitación física, emocional y social para ayudarlos a incorporarse a la sociedad.

Integran a personas que presenten algún tipo de discapacidad física (temporal, crónico-degenerativa, congénita, genética u de otro tipo), a la Unidad de Medicina Física y Deportiva, la cual ofrece:  estimulación múltiple-temprana, electroterapia, mecanoterapia, hidroterapia, tanque terapéutico y gimnasio.

Las poblaciones aledañas a las plantas de Oaxaca e Hidalgo siguen siendo las beneficiadas por las iniciativas de la Fundación, gracias a las cuales impulsan su autosuficiencia y mejoran significativamente su calidad de vida.

Queremos externar nuestro agradecimiento a los empleados de las diferentes empresas del Grupo y Núcleo Cruz Azul, amigos voluntarios, distribuidores, directivos y todos aquellos que de alguna manera contribuyen con sus aportaciones para seguir con este proyecto que ha logrado beneficiar a miles de personas; pero sobre todo gracias a las voluntarias que con su gran corazón se ofrecen a tan loable labor social regalando lo más valioso que tienen “su tiempo”, entregando su corazón en cada acción, para ayudar al necesitado, poniendo ese granito de arena a las tantas situaciones que existen en nuestro entorno.