programa
Sistema de Salud para los Distribuidores de Cemento Cruz Azul

El Centro de Administración de Servicios de Salud, S.C. (CASS), es una empresa sin fines de lucro creada por La Cruz Azul. Su objetivo es coordinar y supervisar la prestación de servicios de salud del Sistema de Salud para los Distribuidores de Cemento Cruz Azul. El CASS diseña la planeación institucional y operativa, coordina y evalúa el funcionamiento del Sistema de Salud. La Empresa está facultada para desarrollar herramientas y estrategias en materia de prevención y promoción de la salud, así como de contención de la siniestralidad, además de impulsar la coordinación de acciones con la aseguradora y los Institutos Nacionales de Salud.

El Sistema corresponde a una estrategia de salud de La Cruz Azul dirigida a los distribuidores de cemento (socios comerciales) de la Cooperativa. Su propósito es contar con socios comerciales sanos y conscientes de su responsabilidad con el estado de salud propio y de su entorno para impulsar la competitividad de la Empresa. El Sistema responde a una concepción amplia de salud, es decir, asumir que la salud es un bien jurídico tutelado que trasciende su comprensión como ausencia de enfermedad y considera que ésta es también el acceso y ejercicio efectivo de derechos y libertades; los modos internos o conductas de las personas y grupos sociales –estilos de vida–, así como las transformaciones del entorno social. El ejercicio del derecho a la salud y la prestación de servicios de salud se otorgan mediante el funcionamiento de un Módulo de Atención Médica Primaria (MAMP) –una EBS de salud (Establecimiento, Bienes y Servicios de salud)–, que atiende a la población usuaria de la Ciudad de México y Área Metropolitana, así como de múltiples Módulos de Atención Familiar (MAF’s), localizados en las diferentes regiones geográficas de distribución de cemento y productos correlacionados, determinadas por La Cruz Azul.


Dimensión

Social


Área / Empresa

Centro de Administración de Servicios de Salud, S.C. (CASS)


AntigÜedad

2001


Grupos de interés RELACIONADOS Y DIRECTAMENTE BENEFICIADOS
  • Población usuaria: distribuidores de cemento Cruz Azul y familia nuclear, con énfasis de acción y análisis en el uso de variables con apertura por género y grupos vulnerables a partir de la diferenciación de grupos etarios, a saber: adultos mayores, niños, adolescentes y mujeres.
  • Socios cooperativistas de La Cruz Azul y familias.
  • Población vinculada en regiones de influencia en las zonas geográficas de La Cruz Azul.
  • Profesionales de la salud beneficiados con el otorgamiento de los apoyos institucionales denominados Beca Cruz Azul y AIAS Cruz Azul.
  • Institutos Nacionales de Salud en convenio.

beneficioS DEL PROGRAMA
  • Sumarse a la concepción de la salud como un derecho y una forma de vida que privilegia el diagnóstico clínico, la visión de prevención de la salud, la actuación de los profesionales de la salud en la medicina de primer contacto y el cambio de estilos de vida saludable de los usuarios.
  • Considera la prestación de servicios de salud en el marco del ejercicio efectivo del derecho a la salud con base en la concepción más actualizada del derecho a la salud prevista en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (1966) y en la Observación General número 14 (2000), creados y suscritos en el marco del Sistema de Naciones Unidas.
  • Mejores condiciones de salud para los usuarios al recibir servicios de salud de calidad, impulsando la visión de que los distribuidores sanos establecerán más y mejores relaciones comerciales con la Cooperativa.
  • Aplicación de una concepción amplia de salud que impone atender la calidad, así como el respeto al acceso y ejercicio efectivo del derecho a la salud, entre otros derechos humanos.
  • La relación entre autocuidado de la salud y la corresponsabilidad, así como las acciones tendientes a promover la cultura del ejercicio y de la alimentación, son aspectos que benefician la calidad de vida de los distribuidores de cemento Cruz Azul y sus familias.
  • Experiencia y pertinencia en la prestación de servicios de salud que permite el diseño de una estrategia factible, en lo social y económico, que posibilite a futuro la apertura generalizada de servicios de salud mediante un Policlínico, una EBS de salud con esquemas individuales y familiares que mejoren las condiciones de salud de otras poblaciones.
  • Promoción de la Beca Cruz Azul, que tiene como propósito fomentar las capacidades de los profesionales de la salud para desarrollar proyectos de investigación científica en salud de alta especialidad para beneficio de la población mexicana. Los apoyos asociados a la Beca Cruz Azul se otorgan a profesionales de la salud, investigadores que laboran en el sector público o gubernamental en salud, en particular en los Institutos Nacionales de Salud como el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” (INCMNSZ).
  • Promoción del AIAS Cruz Azul, que tiene como objetivo impulsar el desarrollo de investigaciones aplicadas en salud aprobadas y que se realizan en los Institutos Nacionales de Salud.
Acciones y Resultados

El Sistema de Salud para los Distribuidores constituye un esfuerzo que apuesta por estrategias de salud; en primer término, en materia de promoción de la salud (estilos de vida); en segundo, en prevención de la salud y tercero, como consecuencia de lo anterior, el acceso y la prestación de servicios de salud que privilegian la visión de la medicina de primer contacto que prima sobre la medicina de especialidad.

En este sentido, se busca que los usuarios tengan presente el Sistema y acudan a su médico familiar por lo menos cuatro veces al año, de tal suerte que se revise su estado de salud y se privilegie la atención a los sanos con independencia de la presencia de enfermedades. En el marco de los estilos de vida saludable, se aplica la correlación entre el equilibrio en el estado psicoafectivo individual y colectivo, la cultura del ejercicio físico y la cultura de la alimentación.

Mediante el autocuidado, el usuario se compromete a actuar por interés propio a fin de impulsar estilos de vida saludable y, en su caso, prevenir o evitar daños a su condición de salud, su vida personal y familiar e integridad física y psicológica. También se materializa el ejercicio efectivo del derecho a la salud. A mayor evidencia de autocuidado, el usuario tiene más beneficios en el Sistema.

Un aspecto fundamental en la prestación de servicios de salud es la convivencia horizontal entre el usuario y el profesional de la salud, ambos con valores, saberes, conocimientos e historias importantes para la relación que un servicio de salud conlleva. Por ello, las acciones personalizadas del Sistema otorgan inmediatez y calidez al servicio de salud, cercanía que posibilita la mejor aplicación de estrategias de medicina familiar, entre otras. Además, se trabaja en todo momento con perspectiva de género y atención a los grupos etarios que tienen características particulares.

Los principios vinculados con la prestación de servicios de salud para el ejercicio efectivo del derecho a la salud en el Sistema de Salud para los Distribuidores de Cemento Cruz Azul son: 1) accesibilidad, eliminación de barreras para la prestación, sean físicas, geográficas o económicas; es decir, que los servicios de salud deben prestarse con independencia de los recursos económicos de las personas, sin discriminación alguna por motivos de condición de salud, raza, origen étnico o nacional, opiniones políticas, preferencias u orientación sexual, idioma y cualquier otra condición o acto u omisión que dañe total o parcialmente la dignidad humana, la integridad física o psicológica o los derechos de las personas y el acceso a la información veraz y oportuna; 2) aceptabilidad, respeto por las personas y sus valores a partir de una visión ética y de aceptación de la diferencia; 3) calidad, correlación que certifique las capacidades y conocimientos aplicados para la adecuada prestación de servicios de salud y que concuerde con los tipos de servicios prestados, en los espacios y con los recursos adecuados, y con los profesionales de la salud certificados para ello; 4) disponibilidad, número suficiente de EBS de salud; 5) consentimiento informado; 6) integralidad; 7) negativa al tratamiento, seguridad personal, así como libertad de elección del profesional de la salud y EBS de salud; y 8) privacidad y confidencialidad.

El Sistema de Salud no responde al esquema tradicional de prestación de servicios de salud en el ámbito privado, a través de pólizas de seguros de gastos médicos mayores, mediante las cuales se contrata la prestación de servicios médicos; es decir, en el marco de la visión curativa de la salud. Por el contrario, el Sistema apuesta por la salud de los distribuidores y sus familias desde un punto de vista amplio, donde la salud es un bien jurídico tutelado que implica el goce y ejercicio efectivo del derecho a la salud, así como la corresponsabilidad del usuario y el trabajo cotidiano sistemático y personalizado de servicios de salud y la resolución de problemas de salud–enfermedad que trascienden historias personales.

Los objetivos del Sistema son:


  • Mantener sanos a los usuarios: distribuidores y familia nuclear.
  • Brindar servicios de salud de orden preventivo, predictivo, integral, personalizado y de calidad.
  • Privilegiar la promoción y la prevención de la salud ante los servicios curativos y de rehabilitación.
  • Promover la corresponsabilidad del usuario con su salud.
  • Difundir espacios de cultura de la salud y el autocuidado en el ámbito individual, familiar y comunitario.
  • Concebir la salud desde una visión integral con múltiples significados y significantes.
  • Aplicar una visión de derechos humanos, en particular del derecho a la salud, para prestar servicios de salud.

El Sistema de Salud constituye un esfuerzo que apuesta por estrategias de salud y se integra por cinco componentes:



  • La Cruz Azul proporciona los recursos humanos, materiales, financieros y de información que posibilitan la existencia y funcionamiento del Sistema de Salud. Otorga el pago de una póliza de seguros que garantiza cobertura en la prestación de servicios de salud y aprueba la visión, misión, objetivos estratégicos y características del Sistema.
  • Los distribuidores de cemento Cruz Azul y sus familias nucleares son la base del Sistema de Salud; representan a los socios comerciales de la Cooperativa que comercializan y distribuyen cemento, entre otros productos correlacionados.
  • El CASS coordina, opera y supervisa la prestación de servicios de salud del Sistema.
  • El fideicomiso constituye el espacio de vigilancia y administración que garantiza la transparencia de la administración de recursos aportados y la rendición de cuentas del Sistema. Se integra por La Cruz Azul, en su calidad de fideicomitente; un fiduciario; fideicomisarios (La Cruz Azul y distribuidores) y el CASS como operador del Sistema.
  • La aseguradora se encarga de prestar servicios de salud al Sistema mediante la red de EBS de salud y profesionales de la salud a su cargo.

Población objetivo y el padrón usuarios

Al cierre de diciembre de 2018, la población usuaria del Sistema de Salud ascendió a 778 usuarios, divididos en 291 titulares y 487 beneficiarios integrantes de sus familias nucleares. En 2018 causaron baja 26 titulares y sus familias nucleares, lo que equivale a 79 usuarios en total. Cabe mencionar que la variación en la proporción entre dependientes y titulares es muy pequeña, pasa de 1.65 dependientes por titular en 2017 a 1.67 en 2018. La distribución de la población se aprecia en el siguiente cuadro.



La distribución geográfica de los usuarios para la prestación de los servicios de salud, a través de los Módulos de Atención Familiar (MAF’s) y el Módulo Atención Médica Primaria (MAMP) se aprecia en el siguiente mapa.





Durante el año se registraron 15 altas de usuarios con su familia nuclear y 79 bajas, dos de ellas por deceso, ambos corresponden a usuarios hombres de 41 y 88 años. No hubo suspensiones en el periodo registrado. En junio y julio se aprecia el mayor número de bajas, 25 y 43 usuarios, respectivamente, por terminación de la relación comercial con La Cruz Azul. En el caso de los jóvenes, tal como lo prevé el reglamento, causaron baja siete usuarios por cumplir la mayoría de edad (18 años) y no demostrar la continuación de sus estudios de educación superior.

El Módulo de Atención Médica Primaria (MAMP) concentra la mayor cantidad de población usuaria con 332 usuarios contra 378 del periodo anterior, lo que representa una disminución de 46 usuarios con respecto a 2017.

El comparativo de población usuaria total presenta un ascenso en 2016 a 816 usuarios y en 2017 a 841; sin embargo, en el periodo disminuye el número, consecuencia de la terminación de la relación comercial de 79 usuarios, quedando en 778 usuarios.

De los 778 usuarios reportados al cierre del periodo 2018, 384 son hombres y representan el 49.35% de la población y 394 son mujeres, quienes constituyen el 50.64%

En el MAMP se otorgaron 895 consultas versus las 875 otorgadas en 2017, que en total promedian 2.69 consultas por usuario al año, siendo que el año anterior el reporte promedio de consulta fue de 2.3 por individuo. Estas cifras continuaron siendo bajas posteriores a los sismos de 2017 y con respecto al promedio de 3.1 en el periodo 2016. De las 895 consultas otorgadas en el MAMP, 394 (44.03%) fueron dirigidas a usuarios hombres y 501 (55.97%) para usuarias mujeres, lo que demuestra que las usuarias acuden ligera y relativamente más veces a consulta.

Aplicación del Protocolo “Código Preinfarto Cardiaco Cruz Azul”

El Protocolo, diseñado por el CASS en 2015, se inscribe en el hecho de que las enfermedades del corazón son la primera causa de mortalidad en México y el mundo. Sus propósitos son: a) prevenir eventos cardiacos mediante el cuidado de la salud cardiaca de los usuarios del Sistema y evitar los efectos traumáticos que conllevan y b) brindar atención a las enfermedades del corazón con una visión clínica integral, a partir de los enfoques de medicina familiar y su correlación con aquéllos que sustentan la medicina de alta especialidad en cardiología.

Con base en la aplicación de una historia clínica especializada, instrumento diseñado exprofeso, y estudios de corazón preventivos se aplica a la población usuaria con factores de riesgo. En 2018 se mantuvo el mismo número de usuarios atendidos que el año anterior. Los datos descritos demuestran que el sistema refleja la misma tendencia nacional, lo cual se puede consultar en: https://drive.google.com/open?id=1o1TBgepHWa_hVNe5ROy9jD-8gbpxKYvc.

Mecanismos de coordinación de acciones con Institutos Nacionales de Salud: Beca Cruz Azul – AIAS Cruz Azul

El Sistema de Salud cuenta con seis convenios de concertación y ayuda mutua suscritos con el mismo número de Institutos Nacionales de Salud para establecer alianzas con algunos de los más importantes institutos para la prestación de servicios de salud de especialidad y calidad para los usuarios del Sistema, así como la promoción de procesos de investigación y capacitación interinstitucional. Los institutos en convenio son: Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” (INCMNSZ); Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez” (INCIC); Instituto Nacional de Cancerología (INCan); Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER); Instituto Nacional de Pediatría (INP) y Hospital Juárez de México. En 2018 no se amplió el número de convenios porque se decidió dar prioridad al proyecto de la EBS de salud creada exprofeso para el Sistema. En cuanto a la atención, se mantuvo el mismo número de usuarios que el periodo anterior; es decir, nueve usuarios usaron los servicios de salud distribuidos de la siguiente forma: siete en el INCMNSZ, uno en INCIC y otro más en INCan.

Beca Cruz Azul y AIAS Cruz Azul, apoyos institucionales otorgados por La Cruz Azul en materia de investigación en salud en beneficio de los profesionales de la salud y grupos poblacionales en el país

De 2004 a 2016, La Cruz Azul, a través del Sistema de Salud, impulsó la profesionalización de médicos en el campo de la investigación en salud en múltiples campos de la salud y la medicina. Los apoyos se dieron por medio del instrumento académico denominado Beca Cruz Azul, que consiste en un apoyo institucional dirigido a los profesionales de salud en México que impulsa las capacidades de los profesionales de la salud (médicos) en el ámbito de la investigación. Durante 12 años se entregó la Beca Cruz Azul a profesionales de la salud del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” (INCMNSZ). Ese trabajo, sus antecedentes, objetivos y descripción de las investigaciones, autores, reportes y avances, así como su publicación en revistas académicas indexadas en el campo de la medicina y la salud se pueden consultar en: https://drive.google.com/open?id=1ur7-uxT9P16p_gEqQ_SErwKCI4ZQruOn.

Nuevas estrategias para la prestación de servicios de salud: una EBS de salud creada exprofeso para el Sistema de Salud para los Distribuidores de Cemento Cruz Azul y servicios de salud predictivos

Para consolidar el Sistema de Salud y ampliar la prestación de servicios de salud se construye la EBS de salud diseñada exprofeso, para que posibilite el acceso efectivo del derecho a la salud con calidad, accesibilidad, aceptabilidad y disponibilidad. Actualmente se cuenta con la construcción del sótano, planta baja y el proyecto arquitectónico, así como la investigación del tipo de equipamiento médico necesario para prestar servicios de salud de atención médica primaria, medicina familiar con énfasis en salud bucal, atención ginecobstétrica, salud cardiaca, salud mental, capilaroscopia, rehabilitación ortopédica, quirófano de corta estancia, capacitación, nutrición y gastronomía terapéutica.

El Protocolo de salud renal tiene como propósito la aplicación de medidas preventivas y de detección temprana de los riesgos y posibles daños a los riñones. De entrada, será obligatorio para los usuarios del Sistema realizarse análisis clínicos periódicos (examen general de orina con énfasis en la determinación del nivel de creatinina en sangre) cada año y cada seis meses aquéllos con factores de riesgo (obesidad, síndrome metabólico o con antecedentes familiares de enfermedad renal). Además, se diseñaron estrategias para generar hábitos saludables que favorecen la salud renal: hacer ejercicio y mantener un peso saludable; dejar de fumar; evitar el consumo excesivo de sal y alcohol; mantener en control la presión arterial y los niveles de glucosa; promover el sueño reparador y el descanso suficiente.

Medicina predictiva aplicación del diagnóstico clínico con microscanner de capilaroscopia y bioimpedancia

Se trata de una técnica de diagnóstico metabólico (capilaroscopia) y un método de estimación de la composición corporal (bioimpedancia eléctrica). Ambas son inocuas, no invasivas, reproducibles, de bajo costo, alta sensibilidad, buena especificidad, fácil interpretación y aplicación y se realizan en niños y adultos. Con la capilaroscopia se observa in vivo el estado de la piel, así como el metabolismo de la persona; su objetivo es estudiar la morfología de los capilares con un sistema de magnificación que permite el reconocimiento temprano de las anormalidades morfológicas y funcionales de la microcirculación y la parte más distal del árbol circulatorio mediante imágenes directas de la microcirculación cutánea. El estudio requiere de un microscopio óptico o digital con aumento de hasta 500 micras para observar la estructura y función de los capilares. No se trata de estudios de reciente descubrimiento; sin embargo, si tienen auge actualmente. En el Sistema de Salud, ambos se aplican de forma voluntaria a los usuarios, con énfasis en aquellos que cursan con factores de riesgo como obesidad, síndrome metabólico, enfermedades autoinmunes y antecedentes oncológicos. Con los resultados de ambos diagnósticos se instrumentan estrategias de salud para revertir daños o cambios detectados en el tejido y recuperar el estado de equilibrio a tiempo, por ello se trata de medicina predictiva. El diagnóstico de capilaroscopia permite al usuario visualizar el funcionamiento capilar de su tejido en tiempo real, lo que a la postre genera un cambio en materia de corresponsabilidad; factores imprescindibles para impulsar hábitos más saludables entre la población objetivo.

1,863 consultas en módulos de Atención Médica Primaria y Atención Familiar; 16.3% más que en 2017.

Acciones Planificadas
  • El proyecto Policlínico, ahora denominado “Nuestra Señora del Carmen”, consiste en la creación y consolidación de una EBS de salud de innovación para la mejor prestación de servicios de salud. Implicará que en 2019 se contará con los procesos y procedimientos en materia de planeación normativa, financiera, de seguros, actuarial, procuración de fondos, tipos de servicios de salud en medicina predictiva, promoción de la salud y prevención en salud terminados, con miras a crear los documentos normativos en la materia, así como la construcción de la EBS de salud en un 80% y la compra del equipamiento médico más importante para la prestación de los servicios de salud.
  • En 2019 se actualizarán y renovarán los convenios de concertación, ayuda mutua y alianzas con los seis Institutos Nacionales de Salud (incluido el Hospital Juárez); se contará con la estrategia de ampliación para suscribir convenios con otros Institutos Nacionales de Salud.
  • En 2019 se contará con el diseño y propuesta de aplicación en prueba piloto del Protocolo de salud mental en servicios de atención médica primaria y su correlación con la atención a la obesidad. El Protocolo tendrá como propósito desarrollar las estrategias de atención multidisciplinaria de la obesidad y otros trastornos vinculados a la salud mental en el marco de que de acuerdo con un estudio realizado por la Organización Panamericana de la Salud en 2011 en México, el acceso a la atención de enfermedades mentales entre la población se realiza, en promedio, quince años después de que aparecen dichas enfermedades y que no existen servicios de salud mental en las EBS de salud de atención médica primaria o de primer nivel, sólo corresponden a servicios especializados de segundo y tercer nivel o acceso a servicios de salud privados y unipersonales.
  • Aumentar un 50% el diagnóstico de capilaroscopia y bioimpedancia en los usuarios del Sistema de Salud respecto del periodo anterior

conclusiones

Según cifras presentadas en el reporte anual, en 2018 se aprecia que de 778 usuarios del Sistema de Salud para los Distribuidores de Cemento Cruz Azul, 49.35% son hombres (384) y 50.64%, mujeres (394). Esto nos permite apreciar que la proporción entre hombres y mujeres se mantiene con respecto a los años anteriores.

En el análisis de la población usuaria se observa que los usuarios de 0 a 59 años representan 72.50% del total, mientras que los adultos mayores, 27.50%. Respecto de la población adulta y adulto mayor, aquellos mayores de 41 años conforman 56.68% del total de usuarios, 1.68 puntos porcentuales por arriba del año anterior del total de usuarios del Sistema de Salud.

El envejecimiento de los jóvenes propició que el grupo etario de población adulta creciera durante el año y sobrepasara al grupo de población joven; el mismo efecto ocurrió entre los grupos de población adulta y adultos mayores. Por ello, como resultado de la evidencia en el Sistema, a través del CASS, se ha puesto mayor atención en los protocolos que inciden con mayor impacto en los grupos más numerosos y las causas posibles de morbilidad. Esta es la razón para crear los protocolos de salud renal y salud mental vinculados a la obesidad; de prevención de enfermedades del corazón y estudios médicos de carácter predictivo, ya que ambos grupos etarios son más vulnerables a mayor atención médica. De igual modo, con la nueva EBS de salud se buscará ampliar la población objetivo del Sistema de Salud para los Distribuidores de Cemento Cruz Azul.

Como resultado del análisis de la información del padrón de usuarios, de las consultas y del cuidado de su salud, se observa que en el MAMP se otorgaron 895 consultas, que representan el 48% de las consultas otorgadas y reportadas en el Sistema de Salud, con un promedio de consultas por usuario de 2.69 y una población asignada de 332 usuarios. En los MAF’s se otorgaron 968 consultas en 15 MAF reportados; es decir, 52% de las consultas del Sistema con 446 usuarios asignados, de tal forma que la consulta promedio por persona fue de 2.17. En cifras porcentuales, el MAMP atendió al 42.67% de la población, mientras que los MAF’s al 57.32% restante.

Con relación a la aplicación de protocolos, 378 usuarios se atendieron con relación a éstos (salud hombres, salud mujeres, salud adultos mayores y síndrome enfermedades metabólicas controladas), 101 usuarios por debajo de los atendidos en 2017 (479). De 30 usuarios con seguimiento en el Protocolo “CÓDIGO Preinfarto Cardiaco Cruz Azul”, 57% (17) corresponden a usuarios del sexo masculino y 43% (13) al sexo femenino, manteniendo la proporción entre hombres y mujeres con respecto al año anterior, pero con más del doble de usuarios participantes en este protocolo (30 en 2018 vs. 14 en 2017), de los cuales 25 fueron adultos mayores (>= 60) y cinco adultos (41-59 años); es decir, el 83.33% y 16.66%, respectivamente.

En el análisis de los resultados de las acciones realizadas durante el año, se puede observar una mejoría en los indicadores de la consulta; se puede apreciar un incremento en el número de consultas en el Módulo de Atención Médica Primaria (MAMP) y en los MAF’s.

Respecto al otorgamiento de los apoyos institucionales denominados Beca Cruz Azul y AIAS Cruz Azul, se cuenta con la convocatoria académica, abierta y plural para ambos apoyos dirigida a los 13 Institutos Nacionales de Salud y el Hospital Juárez de México, pero no se emitió en el periodo. En 2019 se determinará en qué año se proyectará sacar, dado que la construcción y el equipamiento de la EBS de salud es prioritaria.